Lexgent juristas por convicción

Lexgent abogados os quiere dar la bienvenida al que desde ahora será su blog jurídico. El propósito del mismo es ser de utilidad a todos nuestros visitantes, clientes y compañeros del sector en esta sección queremos ilustraros con novedades legislativas, sentencias de interés, pasando por artículos en los que os daremos orientación sobre cómo afrontar determinadas situaciones que puedan darse en el día a día o comentarios acerca de noticias relacionadas con el sector jurídico.


Para iniciar con las entradas del blog creemos conveniente en este post presentarnos ante nuestro público, explicar nuestro proyecto y haceros entender porqué esta profesión.


Mónica y yo, como profesionales a la cabeza de este despacho fundado en la ciudad condal, defendemos y asesoramos a nuestros clientes y sus intereses con la convicción de que una buena representación jurídica se basa en tres pilares fundamentales: un sólido conocimiento teórico, una buena ejecución de la teoría y un trato profesional y humano con las necesidades del cliente. En Lexgent abogados nuestra vocación es ayudar a las personas y no hay mayor satisfacción para nosotros que contribuir a estar un poquito más cerca de ellas, con nuestros aportes en el mundo de la red.


Una frase que comparto con el reconocido empresario y cocinero Alain Ducasse y que cito textualmente es, "lo mejor que se puede compartir es el conocimiento". El objetivo de este blog es desarrollar esta idea y compartir con nuestros lectores el conocimiento adquirido a través del ejercicio de esta hermosa profesión que es la abogacía. Esperamos ser de utilidad a nuestro público y con esta idea afrontamos este apasionante reto.


Quisiera acabar esta primera entrada haciendo una referencia a la importancia de nuestra profesión en la sociedad. El trabajo del letrado, protege la libertad, la seguridad jurídica, la economía, la justicia, casi todo lo que podemos imaginar. El respeto a la dignidad del ser humano, está vinculado a la existencia de una abogacía fuerte e independiente. Por esto, pensando en mi , familia y compañeros, he decidido, implicarme especialmente en la asunción y defensa de los valores propios de la profesión de abogado.


El abogado cuando después de haber escuchado a una persona, empieza a realizar las funciones propias, siempre lo hace velando por un interés concreto, la persona más importante de un despacho, su cliente. Es en este punto donde reside la grandeza de la función de un abogado. Las soluciones en cada caso van a nutrir el ordenamiento jurídico en general, utilizando los diferentes cauces previstos contribuye a mejorarlo, generando jurisprudencia, otorgando derechos, y separando lo equitativo de lo que no lo es. Todo esto se logra a través del conocimiento adquirido con la experiencia profesional, el conocimiento y las fuentes que lo nutren. El abogado es un profesional que para poder cumplir su función debe conocer fielmente su sociedad, de los puntos concretos que afectan a sus asuntos y toda la evolución de la legislación y las fuentes del derecho. Un buen abogado debe ser un estudiante toda la vida.


Antes del cierre de esta entrada, os aconsejo la lectura de la carta que Roland Boyd, un abogado de Texas, escribió a su hijo donde le ofrece diversos consejos para tener éxito como abogado. Considero que es una de las mejores muestras escritas existentes que demuestran el por qué del amor que algunos abogados tenemos por esta profesión.


¡Continúen conectados!







55 vistas1 comentario